Hoy vengo a hablaros de los espejos, seguramente y quizás sabréis que los espejos sirven para vernos, maquillarnos, afeitarse los hombres, lavarnos los dientes, peinarnos, ver como nos queda algo, y es cierto que además de para todo eso nos puede servir para muchas cosas más.

Y os preguntareis, ¿para qué más nos va a servir un espejo? pues bien hoy os vengo a contar algo que os va a gustar, algo que os va a sorprender y algo que os va a hacer que pensar.

La ley del espejo se divide en 4 puntos los cuales, nos hace recapacitar, reflexionar y ver más allá de nuestra imagen o lo que vemos en los demás.

Los 4 puntos son los siguientes:

Primer punto o primera ley del espejo – todo lo que me molesta, irrita, enoja o quiero cambiar del otro, está dentro de mí.

Segundo punto o segunda ley del espejo – todo lo que otro critica, juzga y combate en mí, si me molesta, lo tengo reprimido y debo trabajar en ello.

Tercer punto o tercera ley del espejo –  todo lo que otro critica, juzga y combate en mí, si no me molesta, le pertenece a él.

Cuarto punto o cuarta ley del espejo – todo lo que me gusta del otro, amo en él, también está en mí. Reconozco mis virtudes en otros.

Así que te invito a pensar, a leer, a ver y darte cuenta que estamos viendo en los demás, que están viendo en mí y que puedo hacer yo para cambiar eso.

Muchas gracias, os espero, espero vuestras reflexiones y vuestros comentarios así me decís que tal os veis en el espejo a partir de ahora.

Hasta pronto #algomasquemamas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *