Esta cuarentena esta siendo a veces un caos y a veces muchas organización, en ocasiones viene el estrés, tele trabajar, jugar, deporte, llorar, reir, discutir, comidas, cenas, salir a comprar …

¿Quién no ha pasado por alguna de estas situaciones siendo mamá en esta cuarentena?

Yo la verdad, que he pasado por muchas de ellas, y la verdad que es normal, esta montaña rusa que estamos viviendo, es una experiencia nueva que estamos viviendo, antes nunca habíamos pasado

Y ya si le sumas las rabietas, o enfados de nuestro hijos, ya es una bomba de relojería enorme, la cual hay veces que no sabemos como desactivarla.

Quizás no solo sean las rabietas y enfados de ellos, porque yo me pregunto, ¿a quién no le ha pasado que se ha enfadado o enrabietado alguna vez?

Las rabietas o los enfados son emociones naturales del ser humano. Y me gustaría hablaros de: qué es una rabieta, para que sirve y técnicas de control de ese enfado o rabieta.

Lo primero os invito a preguntaros es ¿qué es una rabieta?, y la verdad que es una respuesta natural ante una situación amenazante, en los niños pequeños suele aparecer por no tener lo que desean. Y a quién no le ha pasado eso de, ‘sino haces lo que yo quiero me enfado’, aún siendo ahora adultos.

Ese enfado o rabieta, es un estado natural, y educar con conciencia y aprender a manejar cuando sean mayores es nuestro reto. Lo que si es necesario ir observando, y si esas rabietas duran con más de 4 años, deberemos ir trabajando y acompañando más a fondo en enfocar hacia una solución útil y respetuosa.

Y os preguntareis, ¿para qué sirve el enfado? pues en resumidas cuentas para defenderse. Esa energía que generamos con el enfado, nos ayuda a superar la adversidad, controlando nosotras esa energía y no al contrario.

Si ese enfado o rabieta está mal canalizada, puede pasar 3 cosas:

  1. Miedo que contiene furia o ira, y por lo tanto surge una explosión
  2. Falta de control, lo que deja salir sin más (más saludable que la primera, eso seguro)
  3. Manipular o atacar, causando mal estar, miedo en los demás, usando la furia para intimidar o hacer mal a la persona

Suele pasar ese enfado mal canalizado, hace que tengamos de adultos un ‘pobre’ desarrollo personal.

Y ante los ‘errores’ cometidos, debemos aprender a buscar soluciones útiles y respetuosas, ya que:

  • Si el enfado es algo natural, el castigar es injusto y lo único que va a provocar en más enfado.
  • Además las reacciones ante ese enfado será miedo, los padres se enfadas, el niño aprende a atacar a los demás, o sumisión, consiguiendo lo que quieren con ese enfado.
  • Y quizás sea congruentes nuestras reacciones, ya que tu eres el ejemplo, y si nosotros nos enfadamos porque ellos se enfadan, ellos aprenden a que hay que enfadarse

Bien, pues para trabajar todo esto, voy a pasar a las técnicas de control del enfado, yo os dejado 4 que creo a mi parecer, y además a mi me funcionan que os podrán dar ideas, ayudar y acompañar en los enfados.

  1. Identificar cuando tu hijo esta enfadado, (puede servir para adultos y para pequeños, os invito a probar), lo reconoceréis porque hay queja, tiramos cosas, golpea algo… Identifica lo que siente, no caigas en su juego y te enfades. Si aún así te enfadas, utiliza esa emoción para apegarte a esta técnica.
  2. Reconoce y da permiso a enfadarse con tranquilidad, que eso no me afecta a mi. ‘Veo que estas molesto y es natural, tienes derecho’
  3. Sigue enfadando más, romper periódico, almohada o peluche desahogarte, coger un cojín o una almohada y decir lo que siente, incluso si siente algo sobre ti. Y además, con esta técnica, podemos identificar el enfado real del enfado manipulador.
  4. Reflexionar, sentarte con el cuando su cerebro esté pleno, integrado. Con la mente tranquila para hablar, con el cerebro reptil integrado con el emocional y racional, preguntar ¿cómo se siente? ¿qué piensa?

Así que esto es lo que os quería contar hoy sobre los enfados y rabietas, que penséis, que quizás pueda servir para tu día a día, con tus hijos, pareja, compañeros…todo es empezar, y cuanto más lo practiquemos, más fácil será llegar a conectar e identificar los para que de los enfados.

Muchas gracias, saludo y abrazos virtuales, pronto nos volvemos a leer.

@lorenaaznarcoach

#algomasquemamas