En ocasiones, es complicado y un reto, parar en nuestro día a día para reflexionar sobre la educación de nuestros hijos.

La experiencia de saber más, para la educación de nuestros hijos, comienza en nosotros mismo, ¿qué tipo de mamá quieres ser? ¿cómo quieres educar a tus hijos?

Con la Disciplina Positiva, descubres una forma diferente de educar, sigues cometiendo errores claro que si, y de ellos vas aprendiendo más y más.

Y aún teniendo miles de fallos, te puedes sentir una mamá más consiente y con mayores herramientas para gestionar momentos complicados o difíciles, como me decís en las sesiones y formaciones.

Si estas pensando, en buscar una forma respetuosa de educar a tus hijos, la disciplina positiva (DP) es un acercamiento a ello, sabrás que es la DP y que no es, y podrás poner a prueba muchas herramientas y cosas que te ayudarán mucho.

La DP es un modelo de educación respetuosa con el niño, el adulto y las circunstancias. Un respeto mutuo, de colaboración teniendo en cuenta al niño.

No es lograr la perfección, ni como madre, ni como padre, ni como hijo. ¡Somos humanos! y nos equivocamos infinidad de veces.

No es que nos hagan caso a la primera, sin rechistar, o no hacer rabietas.

Con la DP, vas a tener información, herramientas, estrategias y recursos con respeto y amabilidad, y así ellos se sentirán capaces, autónomos, y además disfrutareis de la maternidad o paternidad, cuidando esa relación que tenéis con ellos.

Si quieres saber más, no dudes en consultarme, los talleres empezarán pronto y me gustaría compartirlos contigo.

Además, espero que si vienes disfrutes, y lo aproveches, ya que cuanto más aprendes sobre DP, mejor estás y mejor están los que te rodean.

Lo más importante, es la relación con tu hijo, aceptarlo como es, y quizás así empieza todo. Seguramente cuanto más cambias, más fácil es integrar esta nueva forma de educar.

No solo ellos tienen que cambiar, a lo mejor el cambio debe empezar desde nosotros, para ellos, somos su ejemplo, somos su espejo, ellos nos están mirando siempre.

Y como dijo Teresa de Calcuta:

‘No te preocupes porque no te escuchen, te observan todo el día’

Así que, te invito a pensarlo, reflexionar y ¿qué puedes hacer tu?

Os espero pronto, saludos¡¡¡

@lorenaaznarcoach


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *