Aquí ahora estamos en una situación complicada, en la cual estamos viviendo día a día retos, miedos, estrés, ansiedad, agobio, alegría, tristeza…

Yo en primera persona, en ocasiones, me siento perdida y sin rumbo, me siento sola y acompañada, y me siento como si estuviera escalando una gran montaña con miles de piedras en mi espalda. Y además cuanto más me conozco y paso estas horas en casa, más fácil es para mi de nuevo poner foco, encontrarme, y seguir con lo que me apasiona.

Aquí es donde todo lo que he estudiado, trabajado y aportado en mi día a día al desarrollo personal, me esta ayudando a cambiar esos pensamientos, ya que cuanto más se complica la situación, más mensajes positivos lanzo a mi cabeza.

No digo engañarnos, no digo decir no pasa nada, no digo estar happy todo el día, lo que digo es que aprendo a identificar aquellos pensamientos y cambio los mensajes que doy a mi misma para que el día a día sea un poco menos reto, y que esa montaña que estoy escalando, cada vez sea menos cuesta arriba, y además voy vaciando mi mochila de esas piedras.

Para poner la mente en calma, os invito a:

  1. Identificar esos pensamientos que vienen, de que tipo son, que información nos dan, ¿para qué vienen? ¿nos sirven de algo? ¿nos limitan o nos potencian?
  2. Te invito a empezar a analizar que puedes hacer tu con ellos, ¿nos enganchamos a ellos o los dejamos pasar?
  3. Para dejarlos pasar podemos usar algún método de mediación, reflexión, respiración, aquello que nos sirva a estar más presentes y relajados.
  4. Escribir esos pensamientos ayuda, ya que al escribirlos les damos salida, los dejamos, los ‘soltamos’. En ocasiones se quedan enganchados en nuestra cabeza y no nos dejan avanzar.
  5. Al tener esos pensamientos, generan estrés y ese estrés bloquea. A mi en estos días también me ha pasado y es bueno darnos cuenta de ellos, de escribirlos, de dejarlos ir como mariposas que vuela, y así soltando, podremos seguir adelante con el día a día.
  6. Busca un espacio para ti, y esto no es broma. Se que son 24h en casa con los pensamientos de todos dando vueltas, te invito a buscar un sitio para ti. TU SITIO. En el estás calmada, segura, no hay estrés, los pensamientos fluyen y van saliendo poco a poco de tu cabeza. Puede ser un espacio de tu cuarto, del salón, puede ser asomarte a una ventana, puede ser ponerte los auriculares y escuchar música. Busca tu sitio y escápate a el para encontrarte y dejar que los pensamientos se vayan.

Y la verdad que no tengo la varita mágica para que los pensamientos se vayan sin más.

Solo depende de ti, de que quieres tu, de que pensamientos quieres cambiar, que puedes hacer tu para calmar tu mente.

Yo aquí te doy opciones, herramientas que pueden servirte, que a mi me sirvieron, y lo que quiero aclarar que lo que a mi me sirve quizás no te sirva a ti, pero quizás te de opciones para pensar en que puede ayudarte a ti a calmar tu mente y poner pensamientos en positivo.

Os espero en el próximo post¡¡

Muchas gracias todo va a salir bien y #yomequedoencasa #algomasquemamas


0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *