El Verano ya llega, los chicos acaban el colegio y van a tener muchas horas para ellos, muchas horas para estar con ellos y muchas horas para seguir aprendiendo a comunicarnos con ellos.

Es cierto que cuantas más horas pasamos juntos, más fácil es disfrutar de las muchas cosas que podemos hacer.

Es una época en la cual, el niño aunque ya es niños, es más niño que nunca, y quizás eso se contagie a los mayores. El empatizar con ellos nos ayuda a volver a esa infancia.

Después de un curso escolar intenso, donde tienen deberes, exámenes y actividades extra escolares, el verano es esa época en la cual nos desmelenamos.

Así que os dejo una serie de cosas que en verano pueden hacer los niños, y además podemos acompañarles en muchas de ellas.

¿Os apetece? empezamos

  • Salir del agua con los dedos arrugados, es una señal de que se lo pasan bien, de maravilla y que bueno es acompañarles en esos juegos acuáticos.
  • Echarse a dormir tarde, que ilusión cuando no hay que poner el despertador para el día siguiente, cuando te echas a la cama cuando quieres sin presión, sin prisas.
  • Comer helados, si yo quiero, la verdad que es un placer el saborear helados en esta época, incluso porque no hacerlos caseros con fruta, probar ya veréis que divertido.
  • Leer con calma, ya no hacer falta leer lo que dicen en el colegio, sino elegir la lectura que te apetece, sin prisa pero sin pausa, saboreando las palabras que nos llevan a esos lugares tan bonitos, que es nuestra imaginación.
  • Amigos nuevos, quien no recuerda esos amigos de verano, esas novias o novios de verano, pues esto les hace crecer, el conocer y relacionarse con nuevos niños.
  • Ensuciarse, ¿porque no? que suban por las montañas, que se llenen de arena como croquetas rebozadas, que se manchen con helados, ya se lavara, ahora toca disfrutar.
  • Descalzos por la casa, si claro, incluso en la hierba del parque, ese contacto con la tierra nos conecta más con nosotros, con nuestra esencia.
  • Disfrutar del atardecer, allá donde os encontréis, disfrutar de como el sol se va como el sol desaparece entre las montañas, en la linea infinita del mar, son momentos únicos e irrepetibles.
  • Tesoros de verano, en la naturaleza, en la playa, montaña, podemos encontrar cosas que nunca pensarías, ellos son maestros en esto y la verdad que acompañarlos es un juego fantástico. Descubres sitios nuevos sin darte cuenta y cuanto más atentos más cosas nuevas encontrareis.
  • Aburrirse, es una opción que no esta mal para ellos, así descubren nuevas opciones y la creatividad surge en esos momentos.
  • Relajarse, ¿habéis probado alguna vez el disfrutar de una meditación con ellos? os invito a probar, es un reto igual, ya que un niño no para, lo único que es una experiencia muy chula.
  • Jugar con amigos, libremente, dando nuevas ideas de juegos, no sabemos muchas veces de lo que son capaces, y las ideas en verano surgen, incluso hacer inventos o cosas nuevas con cajas de cartón, conchas y muchas cosas más.
  • Pelis de verano, porque no hacer maratón de pelis, o incluso buscar un cine al aire libre, es una cosa que les encantará sino habéis probado, os invito a buscar y descubrir la experiencia.
  • Olvidarse de los deberes durante un buen rato, es cierto que la tarea de verano en ocasiones no viene mal para seguir conectados y que la vuelta no sea tan dura, lo único que el olvidarse durante unos días es bueno también

Bueno #algomasquemamas, espero que os guste, que os ayude y os aporte ideas, y que si tenéis alguna más, las acepto y recibo para compartir con las demás mamas.

Muchos besos os veo pronto @lorenaaznarcoach


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *