Hola de nuevo #algomasquemamás, hoy he querido hablar de aquello que nos preocupa a las mamas.

Y es cierto, que cuando vamos a ser mamas, nos empiezan muchas preocupaciones.

Algunas reales y otras no tan reales, lo que sí es que allí están.

En cuanto al tipo de preocupaciones, depende si ya somos mamas, o si lo vamos a ser, ya que depende mucho de en que punto estamos.

Cuando estamos esperando al niño, sea por que estamos embarazadas, sea por que hemos adoptado o sea por vientre de alquiler, empezamos a dar vueltas a nuestra cabeza, ya que la maternidad nos cambia la vida.

Trastoca los esquemas de una mujer, modifica el orden y las prioridades.

La maternidad es sinónimo de cambio: en organización, en vida familiar y en la forma de ver la vida.

Empezamos a pensar ¿seré buena madre? ¿lo sabré hacer bien? ¿tendré tiempo para mi?. Incluso nos preocupamos por la salud del niño y por la felicidad.

Se puede ser mamá y profesional, se puede ser mamá y cuidarse a una misma.

Lo que sucede, que cuando estamos esperando al niño, más cacao se nos monta en la cabeza, y adelantamos muchas veces las cosas.

La mente humana tiene la facilidad de visualizar hasta lo que en este momento no tienes delante.

Un ejemplo, si yo os dijera que penséis en un lugar donde estáis a gusto, donde estáis tranquilos y disfrutando, a que lo habéis visto en vuestra mente.

Pues a eso me refiero, vemos las preocupaciones, los peligros y los problemas antes de que sucedan. Y que sepáis, que el 90% de las cosas que pensamos que van a pasar luego no pasan.

Y si empezamos a enumerar cosas que nos preocupan, vais a ver:

  • Como hablar a los niños
  • Conciliar trabajo o vacaciones con los niños
  • El no dejarnos una vez que somos madres
  • Mindfulness y focalizar en lo importante
  • Organización en general
  • Emprender siendo mamá
  • Alimentación para nosotros y para los niños
  • Los hipopresivos
  • Disciplina positiva
  • Qué hacer cuando te encuentras bloqueada por algo y no sabes muy bien qué es
  • Ropa, que me pongo, que le pongo
  • Como cuidarme con mi rutina de belleza diaria y como cuidarme por fuera y por dentro

Así que os invito simplemente, a disfrutar de la llegada del niño, si ya es mayor disfrutar de los ratos que estáis con el o ella, que esos pensamientos no os impidan tener momentos maravillosos que recordar después.

Os deseo feliz día #algomasquemamas y a todos.

@lorenaaznarcoach


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *